11 de octubre de 2010

Brasil tricampeón

El seleccionado brasilero de voleibol se consagró campeón del mundo por tercera vez consecutiva, luego de vencer esta tarde a su par de Cuba por 3-0 con parciales de 25-22, 25-14 y 25-22. Además, Serbia se quedó con la tercera ubicación tras superar al conjunto local, Italia, por 3-1.

Por Matías Orciuoli y Mauro Heredia

El conjunto dirigido por Bernardinho Rezende entró al campo de juego decidido a conseguir el objetivo con el cual arribó a Italia: obtener el título. Desde el comienzo del encuentro, los sudamericanos controlaron las acciones y le dejaron muy pocos espacios a su rival.


La gran muestra de talento y técnica exhibida fue demasiado para un elenco cubano que, pese a la fuerza de voluntad, poco pudo hacer. De esta manera, el partido tuvo una duración de una hora y catorce minutos, donde Brasil demostró todo su poderío y lo definió en solamente tres parciales.

Ambos equipos se habían enfrentado en la primera ronda de la competencia y en ese entonces la victoria había sido para Cuba, pero esta vez, los brasileros sacaron a relucir la chapa de campeones y justificaron con creces por qué ocupan el primer lugar en el ranking de la FIVB (Federación Internacional de Voleibol).

El dominio de Brasil quedó demostrado ya desde el primer set, en el que, gracias al buen servicio, a los pocos errores cometidos y al magnífico juego colectivo prácticamente no le otorgó posibilidades a un adversario que basó su ataque en los puntos obtenidos por Robertlandy Simón y Wilfredo León.

En el segundo episodio, nuevamente la eficacia de los sudamericanos resultó demasiado para un combinado cubano que no encontraba espacios y que, además, cometió varios errores desde su servicio, con lo cual la manga se selló rápidamente por un contundente 25-14.

Con mayor paridad se desarrolló el tercer set, aunque la verdeamarela tomó ventaja en el momento clave del juego ya que con el marcador igualado en doce, los entrenados por Rezende obtuvieron tres puntos consecutivos y terminaron con las ilusiones de los centroamericanos.

Con este resultado, Brasil se consagró campeón mundial por tercera ocasión consecutiva, debido a que, al título obtenido esta tarde en Italia, se suman los triunfos en Japón 2006 y Argentina 2002.

Por su parte, el conjunto dirigido por Orlando Samuel no pudo obtener su primer campeonato mundial y debió conformarse con la segunda plaza del certamen, posición que ya habían alcanzado en Brasil 1990. Además, el podio lo completó Serbia que, en un apasionante encuentro ante el local, consiguió imponerse por 3-1 y así quedarse con la medalla de bronce.

2 comentarios:

  1. alberto ferrari11/10/10 18:53

    buen material, los felicito

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias alberto, un abrazo

    ResponderEliminar